Al pan pan y a la publicidad inversión

by Jerónimo Ginzo
Al pan pan y a la publicidad inversión
FacebookTwitterGoogle+Share

Entender a la publicidad como una inversión y no como un gasto es fundamental para que la misma funcione. Si solamente se la tiene como un mal necesario la publicidad no recibirá los recursos que requiere para cumplir su objetivo.

La publicidad es una inversión si se la trata como tal.

Las inversiones requieren tanto de recursos monetarios como de tiempo, estos dos son fundamentales para el éxito. Esperar resultados inmediatos es absurdo. Nadie en su sano juicio espera tener ROI ipso facto, por el contrario, en las distintas áreas de una empresa se le tiene consideración y una paciencia considerable.

Pero por varias razones, a los departamentos de marketing y a los proveedores de publicidad se los mide con otra vara.

Las agencias son presionadas por sus clientes, que exigen resultados. A su vez, los clientes son cuestionados por los departamentos financieros de sus empresas, necesitan justificar ante ellos el incremento de gasto en publicidad. Por supuesto que el mejor argumento es el retorno. Pero difícilmente este sea inmediato.

La mayor responsabilidad la tiene el mismo rubro. Claramente, en nuestro afán de cerrar una cuenta, parecemos más cantos de sirenas que publicistas. Solo decimos lo que creemos que el cliente desea escuchar. El problema es que muchas veces la realidad no se adapta a ese canto y más pronto que tarde, el cliente reclamará con toda la razón del mundo lo prometido.

Acá siempre decimos que una marca no debe prometer lo que no va a cumplir, ¿por qué sería distinto con las agencias?

FacebookTwitterGoogle+Share