Header Image - sos el destinatario.

La investigación también se puede equivocar (poco)

La investigación también se puede equivocar (poco)
FacebookTwitterGoogle+Share

Lanzar un nuevo producto siempre resulta un dolor de cabeza para una empresa. La primera sensación que surge es de ánimo y ansiedad. Cuando el producto es tan sólo una idea, parece que el camino va a ser ideal y que seguro será un éxito. Pero las empresas precavidas suelen tener presente que la gran mayoría de proyectos están destinados al fracaso. Y por esa misma razón deciden realizar investigaciones de mercado y testear el producto antes de realizar una importante inversión (para que sea realmente una inversión y no un gasto). Otras, por ejemplo, confían en el instinto y lanzan productos sin tomar en cuenta la opinión de los posibles usuarios.

FacebookTwitterGoogle+Share