Cuba online

by Ana Mandler
Cuba online
FacebookTwitterGoogle+Share

Hace unos días, en un portal de información, me encontré con una noticia que decía que en Cuba existen redes sociales locales que han sido desarrolladas e implementadas por la gente.

La más conocida se llama Gaspar Social, surgida en una ciudad del este de la isla, del mismo nombre. Esta y otras redes sociales barriales funcionan bajo conexiones pirata, no tienen autorización formal del Ministerio de Comunicaciones aunque son permitidas “de hecho”, toleradas, como tantas otras cosas que suceden a diario en la isla.

En Cuba todo es difícil de conseguir, las personas viven “inventando”, palabra que significa que se las ingenian de las formas más creativas que uno pueda imaginar para obtener lo que necesitan: ropa, comida, elementos de limpieza, y ahora también internet y redes sociales.

La “empresa” responsable de internet, Etecsa, cobra U$S 1,5 por cada hora de conexión, un costo que resulta carísimo, no solamente para los cubanos. Si tuviéramos esos costos en Uruguay, también resultaría un servicio de alto costo.

Pero los cubanos son los mejores en ese arte de “inventar”, y gracias a eso han podido acceder ellos también a las redes sociales. ¿Necesidad? Seguro que básica no es, pero parecería que sí entra dentro de la categoría de lo necesario. El mundo cambia, incluso en Cuba.

Gaspar Social es parecida a Facebook y comenzó siendo una red de juegos. Llegó antes de que la empresa estatal habilitara una zona con wi-fi, quizás también por eso sea su éxito, por aquello de que el que pega primero, pega dos veces.

La Wikipedia cubana se llama Ecured, lo que sería Mercado Libre se llama Revolico, y así debe haber otras cosas desarrolladas de manera casera y al estilo cubano.

Estas redes sociales pueden llegar a proveer de internet a toda la isla para el año 2020, lo cual es algo muy auspicioso y que desde ya está siendo muy utilizado por los jóvenes, que salen a buscar wi-fi a las calles y se quedan hasta altas horas de la madrugada.

Por supuesto, el control del gobierno opera sobre estas redes sociales, no permitiéndose otras noticias que las brindadas por él.

Sea como sea, Cuba se abre paso, con pasitos cortos y lentos, pero seguros.

FacebookTwitterGoogle+Share