Google, el gigante irresistible

by Ana Mandler
Google, el gigante irresistible
FacebookTwitterGoogle+Share

Hace unas semanas hablábamos en otro artículo de este blog sobre el boicot a Google y YouTube por parte de algunos de sus anunciantes luego de comprobar que anuncios de algunas de sus marcas estaban asociados a contenido negativo.

Por contenido negativo entendemos aquellos que incitan al odio, a la violencia, al terrorismo, contenidos de tinte sexista, entre muchos otros posibles, pero estos serían los principales. En ese entonces, varias empresas decidieron retirar sus anuncios de las plataformas y realizar una especie de boicot al que se sumaron otras empresas.

Ante esta situación, Google se vio obligado a realizar algunos cambios en cuanto a cómo comprar publicidad y a dónde se podían colocar anuncios, con un mayor control por parte de las empresas.

Si bien se esperaba que como consecuencia del boicot Google perdiera 750 millones de dólares, pasadas unas semanas ha salido a luz la noticia de que Google no ha perdido dinero ni que los anunciantes realmente se hayan ido. Parecería ser que muchos de los que se fueron han vuelto y que muchos de los que dijeron que se iban a ir en realidad nunca se fueron. Algunos de ellos optaron por pautar en la home de YouTube, donde el contenido negativo no se ve. En cuanto a los ingresos por concepto de publicidad, han aumentado.

¿Entonces qué pasa? Entonces, si todo esto es cierto, la respuesta es que las empresas se están comportando de manera histérica, diciendo una cosa y haciendo otra completamente opuesta. Una especie de “te dejo para que aprendas a vivir sin mí pero volveré porque te amo y no puedo vivir sin ti.”

Las marcas saben –y lo ven en sus números- que resultados como los de Google no los encuentran en ningún otro lado.

FacebookTwitterGoogle+Share