Tenés una notificación en el champión

by Ana Mandler
Tenés una notificación en el champión
FacebookTwitterGoogle+Share

¿Qué te vas a poner mañana? Internet. Pero no en tu casa ni en el celular, Internet en los lentes, en el reloj, en la ropa, en el calzado. El desarrollo de la tecnología wearable empezó y no para. Y el consumo de estos dispositivos, lo mismo. En 2015 se comercializaron más de 45 millones de accesorios conectados a Internet en el mundo y se espera que para 2019 esta cifra se triplique.

Google Glass y Apple Watch son los nombres de wearables que más suenan y que han dado paso a un sinfín de otros smartwatches, dispositivos y accesorios.

Uno de los accesorios wearable que ha registrado un excelente nivel de ventas es la pulsera para fitness o brazalete deportivo, que te mide el ritmo cardíaco, la cantidad de pasos y las calorías quemadas, entre otros datos útiles para los deportistas.

En 2019, los dispositivos que se usan en la muñeca representarán más del 80%, los que se usan en otras partes del cuerpo un 5,3%, las prendas un 4,5% y los lentes un 3,5%.

La comunicación y los contenidos que llegarán a estos dispositivos tan personales deberán adecuar sus estrategias, adquirir nuevas formas y versiones y aportar la información lo más directa y concretamente posible. Todo un desafío, porque aun en ese concretismo, el mensaje debe ser inspirador, creativo, relevante y oportuno.

Vestidos que publican tweets, remeras que cambian de color y diseño según las actualizaciones de Facebook, championes inteligentes de Google que miden la velocidad y motivan al usuario a moverse y las medias de Netflix que pausan la transmisión cuando la persona se queda dormida, son sólo algunas de las tantas invenciones que nos conectan.

Mientras cada objeto a nuestro alrededor se hace cada vez más inteligente, nosotros nos hacemos cada vez más libres. Porque además de todo esto, ya existen y están disponibles en Uruguay los termos solares, los bolsos con panel solar y puerto USB en su interior para cargar nuestros dispositivos móviles y los cada vez más vistos, los power banks.

Ya podemos movernos libremente, con las baterías siempre cargadas y nuestro amigo Internet a cuestas para no perdernos de nada y estar siempre conectados desde nuestros championes, pulseras, relojes y andá a saber cuánta cosa más.

Acá te dejo una joyita de prototipo:

Wearable, ponible, usable… llamale como quieras. Cuando estemos todos usando Internet y recibiendo alertas y notificaciones hasta desde nuestra ropa interior podremos decir (unos negativa y otros positivamente): sonamos.

 

FacebookTwitterGoogle+Share